Editorial | Durazo y las becas electoreras en el Mayo

Editorial | Durazo y las becas electoreras en el Mayo

El gobernador promociona a diputado vinculado con ‘el señor de las ligas’.


Redacción
Navojoa | DMX
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es cierto, el PRI ya no gobierna Sonora. Claro, como partido, porque en las practicas políticas es lo mismo, o son lo mismo. El pasado lunes 10 de octubre, el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, estuvo en Navojoa para la entrega oficial de las becas “Sonora de Oportunidades”, para los estudiantes de los municipios del sur.

Todo marchaba como cualquier otro evento de gobierno, con muchas personas abarrotando el lugar, con la clase política llegando en sus automóviles austeros (ajá), y desde luego, con todo el aparato de funcionarios y empleados.

Al tomar la palabra, Durazo habló de cómo se hizo de recursos para este programa, aseguró que, durante la campaña de 2021, prometió reducir en un 50% el gasto del Congreso del Estado y destinarlo a las becas. Dejó claro que nadie le creyó en su momento, tampoco le creí, debo confesarlo.

Hasta aquí sus palabras eran correctas, el tema dio de qué hablar cuando menciona a los legisladores, que no son de Morena, Prospero Valenzuela y Arturo Robles, diputados por los distritos 19 y 20. En su mención, el gobernador les reconoció el trabajo de convencimiento que hicieran estos diputados, para que pasara la iniciativa de reducción de recursos, desde luego el reconocimiento era políticamente correcto.

Lo nada políticamente correcto fue pedir el voto para estos dos personajes durante el evento en el que estaban cientos de alumnos, padres de familia y maestros de diversos planteles de la región.

Cito: “Agradezco a Arturo Robles y Próspero Valenzuela, extraordinarios diputados que ayudaron a convencer a otros diputados… si se encuentran a estos diputados en alguna boleta, denle su voto, es gente que vale la pena, necesitamos gente así en el Congreso, en el Estado, en todos lados”.

Al gobernador se le olvida eso que tanto criticaron del PRI y del PAN, que hacían de los programas un asunto electorero. Le pasó de noche que era gobernante de la 4T, el primero en Sonora, no sabemos si el último, porque, a decir verdad, Morena gana hasta con mi vecino que nadie conoce en la colonia.

“Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distinto al desarrollo”, reza el eslogan de gobierno desde el 2004 de la ley general de Desarrollo Social, utilizado para evitar que los programas de asistencia social, como las becas, sean utilizados para propaganda electoral o de partidos, algo que en México es muy complicado que no se dé y lo más imposible, que se sancione.

A Alfonso Durazo se le olvidó, sufrió amnesia o viajó al pasado, cuando era priista o panista, donde estas practicas eran comunes, ‘el pan nuestro de cada día’ durante la entrega de despensas. Pasó de largo esos discursos incendiarios que ha hecho, Andrés Manuel López Obrador, sobre no politizar los recursos del pueblo. Ahora sí que, "traerían la modernidad a San Pedro de los Sahuaros".

Pero, si preguntas, estos diputados tienen aspiraciones políticas, la respuesta es sí. Los dos, Valenzuela y Robles quieren ser alcaldes, el primero de Navojoa y el otro de Etchojoa. A los dos los números no les alcanzan, ganaron porque iban arropados por la marca Morena. Les recuerdo: mi vecino que nadie conoce en mi colonia, puede ser hasta gobernador de Sonora si va por Morena.

Este asunto no es para menos. Tampoco se puede tomar como una ocurrencia del momento. El mensaje es claro, el gobernador es ahora, desde septiembre, presidente del Consejo Nacional de Morena, y desde este puesto partidista, buscará hacer alianzas en su camino para posicionarse en otros estados.

No es raro que haya dado un espaldarazo a Próspero Valenzuela, es sabido que este legislador fue impuesto en la candidatura de Morena por René Bejarano, líder del Movimiento Nacional de la Esperanza (MNE), quien es de los adeptos del mismo López Obrador.

Pero, si no recuerdas o no sabes quién es René Bejarano, aquí te lo comento rápidamente:

En el 2004, René Bejarano era el líder de la bancada del PRD en la asamblea legislativa del distrito Federal (Ciudad de México), siendo Jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador. En televisión nacional, durante una entrevista, Bejarano es expuesto en video, donde recibe una suma millonaria en billetes, de parte del empresario Carlos Ahumada, según para financiar campañas del PRD.

Exhibido y apodado ‘el señor de las ligas’, Bejarano fue separado de su puesto y enfrentó un proceso penal por este delito. Al tiempo regresa como líder del MNE y de la mano de Morena. En Sonora, el MNE tiene diputados y funcionarios de primer nivel con Alfonso Durazo, uno de estos es Próspero Valenzuela.

Por la víspera se saca el día. Valenzuela es un líder revolucionario, estilo Fidel Castro, a este legislador el gobernador Durazo ha promovido. Ojalá que, Próspero, no haya entrado al ‘curso de ligas’ con Bejarano, porque si lo hizo, entonces Navojoa podría sufrir peor que con Rosario Quintero.

Author’s Posts