Editorial | El robo que desata una emergencia química

Editorial | El robo que desata una emergencia química

Si de un departamento gubernamental siempre se habla bien es ni mas ni menos que de los Bomberos. Sí, ellos, los que están en todos lados. Los más eficientes en su accionar en favor de los ciudadanos, pero también, los que más están en riesgo cuando nos atienden.

Los elementos de Navojoa son de los mejor capacitados, adiestrados y equipados en el noroeste del país, claro, falta todavía más, pero con lo que han logrado es un alivio para todos.

La gran parte de las unidades de emergencias, como bomberas, ambulancias y equipos tácticos (esperamos se llamen así), han sido donados a los Bomberos por las ciudades hermanas, como Santa Fe Springs.

Gran parte de este avance se debe a la buena relación que ha tenido los comités de Ciudades Hermanas, el Patronato y la directiva de Bomberos con Edmundo Valdez Reyes. En los últimos seis años el departamento ha vivido una oleada de beneficios, mismos que todos los ciudadanos pueden ver.

Esta editorial sirva como reconocimiento a la gran labor de los elementos del Cuerpo de Bomberos de Navojoa. Ellos no solo atienden accidentes viales, rescates acuáticos, derrumbes, donde por cierto apoyaron las labores en el sismo de la Ciudad de México en el 2017, y desde hace seis años trabajando los incidentes químicos.

El pasado sábado Navojoa estuvo a nada, por así decirlo, de experimentar un desastre químico por la fuga de gas amoniaco, el que estaba almacenado en tuberías y tanques de un inmueble abandonado. Hace años operaba una congeladora de mariscos en ese lugar. Cerró sus puertas, pero de forma inexplicable no eliminó el contenido del gas, ni tampoco notificó a Protección Civil sobre la situación.

¿Cómo llamarle a este acto? Irresponsable, es la única palabra que se nos ocurre, porque atenta contra la salud y la vida de las familias que viven en la zona. De no controlar el equipo de emergencias la situación en la congeladora ‘Sonora Fish’, estaríamos lamentando una situación más grave.

De forma desafortunada las autoridades se enteraron de la presencia del gas en ese lugar abandonado, lo decimos así porque tuvo que presentarse un robo de tubería para que se desatara esta emergencia. Por cierto, en el lugar no se vio a elementos de Seguridad pública desviando el tráfico vehicular o apoyando en las labores.

Author’s Posts