Editorial | Mienten, roban y traicionan

Editorial | Mienten, roban y traicionan

Cuando pensábamos que lo habíamos visto todo con el gobierno anterior de Rosario Quintero, donde su comunicador Social, Antonio Sánchez Martínez, les pagaba contratos publicitarios a medios de comunicación de cuñadas, sobrinos, hermanos y parientes políticos. El escenario ahora ha rebasado esta situación y en una posible red de complicidades, los directivos de Comunicación de los Ayuntamientos de Navojoa, Etchojoa y Huatabampo, se aliaron para evadir los controles administrativos, en especial alguna demanda en Contraloría Municipal de cada gobierno.

El problema aquí es que, ‘piensa mal y acertarás’, reza el ducho popular. No queda más que esperar a que Contraloría de cada Ayuntamiento, en especial de Navojoa, tome cartas en el asunto y se investigue de fondo esta operación que bien podría ser bautizada como la ‘estafa de los voceros’.

Los nuevos hombres de negocios han hechos estos posibles acuerdos frente a los ojos de sus alcaldes. A lo mejor los alcaldes no están familiarizados con los medios, suponemos eso ante el despilfarro que realizan al pagar a medios inexistentes.

Por donde quiera que se mire, es un acto de corrupción intercambiar favores para beneficiarse económicamente entre ellos. Están faltando a la máxima de la 4T: ‘No mentir, no robar, no traicionar’. Los tres voceros, Luis Soto Fimbres, Alfonso López Ávalos y Marcelo Meza, han tirado por la borda la buena voluntad de sus alcaldes al querer hacer bien las cosas.

Los tres funcionarios están ahora en el ojo del huracán, no solo en sus municipios, sino en el Estado y posiblemente en el país. Las herramientas de transparencia informativa en los gobiernos son útiles si saben utilizar. ‘Jesús Rojo’ ha sido durante años un líder de opinión que a través de ese perfil ficticio les saca ‘los trapos al sol’ a los del PRI, PAN, PRD y ahora a Morena.

La mesa está servida, alcaldes Mario Martínez (Navojoa), Jesús Valenzuela (Etchojoa) y Jesús Flores (Huatabampo), para que hagan valer su buena intención de no permitir la corrupción e influyentísimo en sus ayuntamientos. Es momento de meter a sus contralores a investigar y de encontrarse los delitos que a todas luces resaltan, deben ser cesados de sus cargos e iniciar un proceso según la ley.

Este editorial forma parte de la edición semanal de ElDiarioMX S22

Author’s Posts